Page 21 - TESLA17
P. 21

Vrreailistmao een la posguerra espa- ñola, Los años pintados, Muelle de Levante, El poeta como artista, El ultraísmo y las artes plásticas, De Picasso a Dalí: las raíces de la vanguardia española, Literatura argentina de vanguardia, España años 50, El colegio Estudio: una aventura pedagógica en la España de la posguerra, El efecto iceberg: Colección Museo ABC, Un mundo construido: Polonia 1918-1939 y Una mirada española: Manolo Es- cobar coleccionista.
comisario de retrospectivas de, entre otros, mariano Fortuny y madrazo, pablo picasso, Juan Gris, Giorgio morandi, tarsila do amaral, Henri michaux, Henryk stazewski, Francisco Bores, Juan manuel Díaz-caneja, ramón Gaya, eugenio Fernández Granell, este- ban Vicente, José Guerrero, mano- lo millares, Lucio muñoz, manuel H. mompó, Julio López Hernán- dez, alex katz o Dis Berlin.
también ha sido comisario de exposiciones sobre fotógrafos (José manuel Ballester, Javier campano, Francesc catalá roca, Jesse Fernández, Bernard plossu, Leopoldo pomés, Josef sudek), es- critores (rafael alberti, max aub, Julio cortázar, alfredo Gango- tena, ramón Gómez de la serna, tadeusz peiper, Francisco Vighi), políticos (Juan negrín) y compo- sitores (morton Feldman, ricardo Viñes).
contrasentido pensar que la ciencia, y el mundo industrial y todas las profesio- nes relacionadas con el mismo, no son cultura. Son innumerables los ejemplos en que la realidad industrial ha inspi- rado a grandes creadores. Estoy pen- sando por ejemplo en la presencia del
ferrocarril o del automóvil en el campo artístico. Recordemos por ejemplo un célebre cuadro de Darío de Regoyos en que coexisten un tren, y una procesión, o las fotografías de Laurent sobre el mundo ferroviario español. A la vista está la importantísima presencia inter- nacional de nuestra industria naval, de nuestra ingeniería, de nuestra arqui- tectura, de nuestra investigación cien- tífica. En nuestra programación cultu- ral, dentro de poco inauguraremos en nuestra sede central una exposición sobre los riquísimos fondos de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Y contesto estas preguntas, el día mismo en que, con motivo de la retirada del legado que hace diez años nos hizo con destino a nuestra Caja de las Letras, hemos rendido homenaje a Margarita Salas, una gran científica es- pañola, de talla internacional.
¿cómo se complementan, en su opinión, los intereses científico-téc- nicos de los profesionales del sec- tor industrial con las necesidades humanísticas y culturales del ser humano?
Es ciertamente necesario superar la brecha existente entre el mundo de la ciencia y de la industria, y el de las hu- manidades.
El InStItuto
más de 540 millones de personas en todo el mundo hablan español, y más de 21 millones lo estudian. ¿po- demos hablar de la Lengua como una industria cultural?
La Lengua es una industria cultural, en la medida en que es un gran acti- vo económico. El profesor García Del- gado, que colabora frecuentemente con nosotros, presentó el año pasado el decimocuarto y último volumen de una magna obra colectiva por él dirigi- da para Telefónica, y dedicada al valor económico del español. Él ha cuanti- ficado ese valor, indicando que, en el caso de nuestro país, estamos hablan- do del 16 % del PIB. Bien conocen esta realidad aquellas ciudades, provincias o comunidades autónomas, que han apostado por el turismo idiomático.
Eso es cierto también en el caso de muchos países iberoamericanos, que potencian la oferta en ese campo. Poca gente sabe que el Cervantes en la ac- tualidad tiene un alto grado de auto- financiación, en torno al 48%, y que ello es debido principalmente a que, enseñando el idioma español, se gana dinero.
¿cuántos centros y alumnos atien- de en la actualidad el Instituto?
El Cervantes tiene alrededor de 80 centros, repartidos por los cinco con- tinentes. Atiende a unos 70.000 alum- nos directamente en nuestros centros. A esa cifra debemos sumar la de los usuarios del AVE global, nuestra oferta digital: unos 7.500. En 2017 obtuvie- ron nuestro diploma estrella, el DELE, unos 115.000 alumnos. Recientemente hemos lanzado un nuevo sistema de evaluación, digital, el SIELE, pensado para un mundo globalizado, e iniciativa conjunta de las universidades de Sa- lamanca y Buenos Aires, de la UNAM de México, y del Cervantes. De cara al mundo industrial y también al mundo de la empresa en general, subrayaré que todos nuestros centros están en medida de diseñar cursos especiales destinados a empresas concretas, cur- sos a la medida de sus necesidades.
¿Qué países se muestran más inte- resados en el aprendizaje de nues- tro idioma?
Nuestro idioma tiene una gran deman- da en países de nuestro entorno, como Francia o Italia. Italia es el país del mun- do donde más personas pasan nuestro examen DELE. En Francia las cosas van bien también, aunque ahí la propia enseñanza pública tiene una enorme oferta de español. También existe una gran demanda de español en Rusia y en otros países del antiguo bloque so- viético, y en ese sentido cabe recordar los años en que España recibió a una gran cantidad de ciudadanos de esos países. El español es muy demanda- do en China, también en este caso ha existido un importante flujo migratorio hacia España, pero en la actualidad la gran demanda china tiene que ver so-
ENTREVISETNTRAEVISTA
MENCIÓN HONORÍFICA COIIM 2017 A LA TRAYECTORIA HUMANÍSTICA, SOCIAL Y CULTURAL AL INSTITUTO CERVANTES
PRIMAVERA 2018 • tesla 23

















































































   19   20   21   22   23