Page 54 - TESLA17
P. 54

dE INTERéS
56
tesla • PRIMAVERA 2018
ongawa, tecnología
al servicio de la lucha
contra la pobreza
José Manuel Gómez Pérez
responsable de comunicación de onGaWa, ingeniería para el Desarrollo Humano
En 1991 un grupo de estudiantes y profesores de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales
de la Universidad Politécnica de Madrid decidieron poner sus conocimientos y capacidades al servicio del desarrollo humano y la lucha contra la pobreza, y crearon una asociación para hacerlo. Han pasado 27 años y ahora esa Aso- ciación tiene el apoyo de 1.200 socios y 250 voluntarios, y sigue siendo un gru- po de personas que comparte un obje- tivo común: un mundo en el que la po- breza solo pueda verse en los museos.
Ongawa es una ONG de Desarrollo y trabajamos para que miles de perso- nas en Nicaragua, Perú, Mozambique y Tanzania mejoren sus vidas y puedan ejercer sus derechos. En el último año, por ejemplo, nuestros programas han conseguido que 38.000 personas hayan podido acceder a agua potable y más
de 20.000 a un saneamiento adecuado. Detrás de esos números hay historias como la de Frania, una niña de ocho años que vive en San Juan, una peque- ña comunidad rural al norte de Nicara- gua, y ya no tiene miedo de ir al monte a orinar porque en su escuela hay por fin instalaciones de saneamiento. O la de Saida, que forma parte de un Comi- té de Río para proteger la cuenca del río Zirai, en Tanzania, y siente orgullo cuan- do les cuenta a sus hijos que lucha para asegurar que puedan tener agua limpia y un futuro mejor.
En muchos lugares del mundo, tener acceso a agua y saneamiento adecuados lo cambia todo: se frenan las diarreas y las infecciones, que son la principal cau- sa de mortalidad infantil, se reduce el absentismo escolar, y las mujeres ya no tienen que caminar varias horas para llevar a sus hogares agua para beber, la-
varse y cocinar. Lograr estos cambios no es fácil, y la solución técnica o la infraes- tructura sólo es el principio del camino. Para que los resultados que alcanzamos –los cambios que mejoran realmente la vida de las personas y el ejercicio de sus derechos– se mantengan en el tiempo y sean sostenibles, todos nuestros pro- gramas se basan en la participación de las comunidades con las que trabaja- mos. Codo con codo con ellos, reflexio- namos sobre los objetivos que busca- mos, diseñamos las herramientas y los recursos necesarios, y fortalecemos sus capacidades para transformar su entor- no y mejorar su futuro.
Nuestra prioridad son las personas y las comunidades más vulnerables. Quie- nes viven en las zonas rurales de Améri- ca Latina o África Subsahariana están los últimos en la lista de sus gobiernos y de las grandes instituciones internacionales: a la falta de servicios básicos y oportuni- dades se ha sumado en los últimos años la amenaza del cambio climático sobre su entorno. En Muheza, al norte de Tan- zania, su impacto está afectando ya a los medios de vida de las comunidades rurales. La escasez de lluvias y las malas cosechas encadenadas no son un riesgo a medio plazo, sino una lucha diaria en la que se juegan el presente y el futuro de sus hijos. De la mano de nuestros socios locales, y en el marco del programa de la Unión Europea Global Climate Change Alliance, promovemos la adaptación al cambio climático de 2.500 familias a tra- vés de la mejora de sus prácticas agríco- las, la gestión de los recursos naturales y el acceso a agua y saneamiento adecua- dos. Su lucha es la nuestra, y vamos a ganarla juntos.
En Ongawa no creemos en los mi- lagros para luchar contra la pobreza, tampoco en los tecnológicos, pero sí en las oportunidades que la tecnología ofrece para resolver problemas y ayudar
En Same, en el norte de Tanzania, hemos mejorado la gestión de los recursos natu- rales en 27 comunidades en las que viven 67.000 personas.


















































































   52   53   54   55   56